Extremadura necesita un gran acuerdo por el empleo

La portavoz del PSOE de Extremadura, Isabel Gil Rosiña, ha abogado por la puesta en marcha de "un gran acuerdo por el empleo" en la región pese a reconocer que hay cuestiones donde las diferencias entre los modelos modelos políticos que defienden socialistas y populares son "insalvables", entre las que ha citado la sanidad o la educación.   Isabel Gil Rosiña ha abordado este lunes en rueda de prensa la marcha de las conversaciones iniciadas entre el Gobierno extremeño y el principal partido de la oposición en Extremadura tras la celebración del Debate sobre el Estado de la Región, y que se están desarrollando en el marco de unas "reuniones discretas".   De esta forma, y teniendo "muy claro" que "hay cuestiones en las que difícilmente" podrán alcanzar socialistas y populares un acuerdo, porque tienen "modelos contrapuestos", hay "una cuestión que en estos momentos requiere del esfuerzo de todos", ha señalado la portavoz socialista, en referencia al desempleo.   En este sentido, ha subrayado que los socialistas están dispuestos a hacer "un gran esfuerzo" por "un gran acuerdo por el empleo en Extremadura". "El paro se come a esta región, y sin empleo no vamos a salir de la crisis tan profunda en la que se encuentra Extremadura y los 182.000 desempleados que tiene esta región, casi 80.000 de los cuales no cobra ninguna prestación", ha añadido Gil Rosiña.       La portavoz socialista ha salido así al paso de las críticas vertidas desde que se iniciara la legislatura, "sobre todo de partidos más pequeños", que señalan que el PP y el PSOE "son lo mismo". En este sentido, Gil Rosiña ha dicho que hay cuestiones en las que tienen posturas diferentes. "No somos ni parecidos", ha subrayado.   "Hay decisiones políticas fundamentales para la vida de los ciudadanos que se han tomado, tanto por Monago como por Rajoy, que vienen a constatar que el PSOE y el PP no somos lo mismo", ha dicho Gil Rosiña.   Así, ha añadido que mientras para los socialistas la sanidad y la educación "nunca han supuesto un gasto para las administraciones, sino una inversión que venía a garantizar el bienestar de los ciudadanos y la igualdad de oportunidades", para el PP "se convierten simplemente en negocios", y en este sentido ha puesto como ejemplo a las decisiones que en materia sanitaria se están adoptando en la Comunidad de Madrid.   En esta misma línea ha contrapuesto que mientras que en los últimos años de gobierno socialista la región tuvo "garantizada" la asistencia sanitaria "a todos los extremeños, vivan en el rincón de Extremadura que vivan", el Gobierno de Monago cerró "a cal y canto" los puntos de atención en zonas rurales "sin dar ninguna explicación".   Igualmente se ha referido al "esfuerzo presupuestario grandísimo" realizado por los gobiernos socialistas desde las transferencias educativas para que el sistema educativo fuera "el más innovador" y también para luchar contra el analfabetismo, con tasas del "80 por ciento" al inicio del periodo autonómico.   Según Gil Rosiña, las políticas educativas socialistas han llevado a los extremeños a ser "pioneros en superar la tasa media de graduados en Educación Secundaria Obligatoria".   Por el contrario, ha señalado que el Gobierno del PP "no solo ha quitado 1.000 profesores de la educación pública en Extremadura", sino que ha provocado que "7.000 chicos de las zonas rurales" no tengan transporte escolar para asistir al Bachillerato, o ha suprimido las clases de refuerzo educativo, que "venía a propiciar la igualdad de oportunidades en la educación".   Entre otros ejemplos ha citado el copago farmacéutico que afecta a "miles de jubilados", las listas de espera de seis meses para hacerse una mamografía, la "chapuza de la ESO de los 1.000 euros", el cierre de los Puntos de Atención Continuada que hacen que "70.000 extremeños no tengan garantizada una urgencia rural", o una "universidad para ricos, que es la que está preparando el PP de Monago y de Rajoy".   "Ejemplos como estos vienen a constatar que no es que no seamos lo mismo, sino que no somos ni parecidos, porque a la hora de gobernar tomamos decisiones muy distintas en aquellas cuestiones que nos hacen iguales a los ciudadanos, independientemente del origen familiar que tengamos y de sus posibilidades económicas", ha sentenciado la portavoz socialista.

   Isabel Gil Rosiña ha abordado este lunes en rueda de prensa la marcha de las conversaciones iniciadas entre el Gobierno extremeño y el principal partido de la oposición en Extremadura tras la celebración del Debate sobre el Estado de la Región, y que se están desarrollando en el marco de unas «reuniones discretas».

   De esta forma, y teniendo «muy claro» que «hay cuestiones en las que difícilmente» podrán alcanzar socialistas y populares un acuerdo, porque tienen «modelos contrapuestos», hay «una cuestión que en estos momentos requiere del esfuerzo de todos», ha señalado la portavoz socialista, en referencia al desempleo.

   En este sentido, ha subrayado que los socialistas están dispuestos a hacer «un gran esfuerzo» por «un gran acuerdo por el empleo en Extremadura». «El paro se come a esta región, y sin empleo no vamos a salir de la crisis tan profunda en la que se encuentra Extremadura y los 182.000 desempleados que tiene esta región, casi 80.000 de los cuales no cobra ninguna prestación», ha añadido Gil Rosiña.    

«NO SOMOS LO MISMO»

   La portavoz socialista ha salido así al paso de las críticas vertidas desde que se iniciara la legislatura, «sobre todo de partidos más pequeños», que señalan que el PP y el PSOE «son lo mismo». En este sentido, Gil Rosiña ha dicho que hay cuestiones en las que tienen posturas diferentes. «No somos ni parecidos», ha subrayado.

   «Hay decisiones políticas fundamentales para la vida de los ciudadanos que se han tomado, tanto por Monago como por Rajoy, que vienen a constatar que el PSOE y el PP no somos lo mismo», ha dicho Gil Rosiña.

   Así, ha añadido que mientras para los socialistas la sanidad y la educación «nunca han supuesto un gasto para las administraciones, sino una inversión que venía a garantizar el bienestar de los ciudadanos y la igualdad de oportunidades», para el PP «se convierten simplemente en negocios», y en este sentido ha puesto como ejemplo a las decisiones que en materia sanitaria se están adoptando en la Comunidad de Madrid.

POLÍTICAS CONTRAPUESTAS

   En esta misma línea ha contrapuesto que mientras que en los últimos años de gobierno socialista la región tuvo «garantizada» la asistencia sanitaria «a todos los extremeños, vivan en el rincón de Extremadura que vivan», el Gobierno de Monago cerró «a cal y canto» los puntos de atención en zonas rurales «sin dar ninguna explicación».

   Igualmente se ha referido al «esfuerzo presupuestario grandísimo» realizado por los gobiernos socialistas desde las transferencias educativas para que el sistema educativo fuera «el más innovador» y también para luchar contra el analfabetismo, con tasas del «80 por ciento» al inicio del periodo autonómico.

   Según Gil Rosiña, las políticas educativas socialistas han llevado a los extremeños a ser «pioneros en superar la tasa media de graduados en Educación Secundaria Obligatoria».

   Por el contrario, ha señalado que el Gobierno del PP «no solo ha quitado 1.000 profesores de la educación pública en Extremadura», sino que ha provocado que «7.000 chicos de las zonas rurales» no tengan transporte escolar para asistir al Bachillerato, o ha suprimido las clases de refuerzo educativo, que «venía a propiciar la igualdad de oportunidades en la educación».

   Entre otros ejemplos ha citado el copago farmacéutico que afecta a «miles de jubilados», las listas de espera de seis meses para hacerse una mamografía, la «chapuza de la ESO de los 1.000 euros», el cierre de los Puntos de Atención Continuada que hacen que «70.000 extremeños no tengan garantizada una urgencia rural», o una «universidad para ricos, que es la que está preparando el PP de Monago y de Rajoy».

   «Ejemplos como estos vienen a constatar que no es que no seamos lo mismo, sino que no somos ni parecidos, porque a la hora de gobernar tomamos decisiones muy distintas en aquellas cuestiones que nos hacen iguales a los ciudadanos, independientemente del origen familiar que tengamos y de sus posibilidades económicas», ha sentenciado la portavoz socialista.

¡Comparte en redes sociales!
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

COMPROMETIDOS

COMPROMETIDOS